La revisión ginecológica en nuestra consulta en Barcelona incluye:

  • Entrevista personal con un ginecólogo/a, que te hará algunas preguntas para conocer tu caso.
  • Exploración general y ginecológica
  • Citología
  • Ecografía vaginal
  • Exploración mamaria
  • Información en métodos anticonceptivos
  • Información sobre la vacuna del virus del papiloma humano
  • Ecografía mamaria

solicita tu revisión ginecológica:

Llámanos al 930 023 029661 359 296 (WhatsApp) o rellena este formulario

Hola! Mi nombre es*

y me gustaría una visita un*

Mi teléfono para confirmar la hora es:*

y mi email es:*

Comentario adicional:


*Campos obligatorios.
Al pulsar "Solicitar visita" aceptas que te contactemos para confirmar el día y la hora de tu visita. NO enviamos correo comercial.
Tus Datos Privados están seguros con nosotros. Conexión encriptada por SSL 256 bit.

Revisión Ginecológica Anual

Para mantener una buena salud reproductiva y sexual, las mujeres deben visitar al ginecólogo para una revisión aproximadamente una vez al año. En general, deben empezar a ver a un ginecólogo a la edad de 21 años, o cuando se vuelven sexualmente activas. Después de la primera visita, mujeres de entre 21 y 29 años deben visitar a su ginecólogo anualmente para hacerse la prueba de Papanicolaou. Mujeres entre 30 a 64 años generalmente deben visitar cada dos años. Otras razones para visitar a un ginecólogo incluyen buscar tratamiento por períodos irregulares, infecciones de transmisión sexual (ITS) e infecciones vaginales. Mujeres que son sexualmente activas deben visitar al ginecólogo para aprender más sobre los métodos anticonceptivos.

En cada revisión el ginecólogo normalmente pregunta sobre el historial sexual y el ciclo menstrual de la mujer. El ginecólogo también examina físicamente las mamas y las genitales. Es posible que te cause incomodidad, pero las revisiones ginecológicas periódicas son cruciales para la salud sexual y reproductiva y no se deben omitir. La ansiedad de la paciente puede reducirse significativamente si sabe qué esperar de la visita. Preparada con el conocimiento de lo que ocurre durante una revisión anual, la mujer a menudo encuentra que puede ser una experiencia leve y gratificante.

Cómo prepararse a una revisión

Antes de una revisión ginecológica, hay varios pasos que debes tomar para estar preparada:

Intenta programar tu revisión entre los períodos menstruales. El fluido menstrual puede interferir con la revisión y con las pruebas de laboratorio.

No tengas relaciones sexuales vaginales ni insertes nada en la vagina, incluidas duchas vaginales o productos vaginales, durante al menos 24 horas antes de la visita. La actividad sexual puede irritar el tejido vaginal y aumentar las posibilidades de resultados incorrectos de la prueba de Papanicolaou.

Es una buena idea preparar una lista de preguntas e inquietudes para tu ginecólogo antes de la visita. Tu ginecólogo necesita saber sobre cualquier sangrado vaginal irregular, secreción, olor o dolor.

El ginecólogo te preguntará sobre tu ciclo menstrual, por lo que será útil saber la fecha en que empezó tu último período y cuánto tiempo duran sus períodos.

Qué esperar de la revisión ginecológica

Al principio de la visita una enfermera registrará algunas medidas básicas como el peso, la presión arterial y la fecha del inicio de tu último período menstrual. Antes de que empiece la revisión, se te dará una bata de papel o tela y privacidad para desvestirte.

Un examen ginecológico puede incluir preguntas sobre historial médico personal y familiar, historial sexual, sexo seguro y opciones anticonceptivas alternativas. Es un buen momento para que hagas cualquier pregunta que puedas tener, incluidas las preguntas sobre periodos irregulares, flujo vaginal, ITS y pruebas de embarazo.

Es perfectamente normal sentirte nerviosa en la revisión de las mamas y genitales, ya que se enfocan en áreas privadas del cuerpo. Sin embargo, intenta no preocuparte! Estas revisiones son procedimientos de rutina para el médico, y muchas mujeres se sorprenden y alivian al descubrir que las revisiones de mamas y de genitales son rápidas y relativamente indoloras.

La revisión de mamas

El objetivo de la revisión de mamas es verificar si hay bultos o irregularidades en el tejido mamario. El médico examina los senos de la mujer haciendo suaves movimientos circulares y lineales con los dedos. Se debe sentir como si el médico estuviera masajeando tus senos y solo dure aproximadamente un minuto. Si sientes malestar o dolor mientras el médico toca tus mamas, avísalo. El médico también puede mostrarte cómo realizar un autoexamen de mamas, porque es importante verificar si hay bultos o irregularidades entre las visitas ginecológicas. Si tienes más de 35 años, el ginecólogo puede recomendar una mamografía para detectar precozmente patología.

El examen genital

El examen pélvico consiste en que el médico inspeccione los genitales externos e internos de la mujer. Intenta orinar antes del examen porque puedes sentirte incómoda con la vejiga llena. Durante este examen, la mujer se acuesta en la mesa de examen y coloca los pies en los reposapiés para mantener las rodillas separadas. El examen pélvico puede ser mucho más fácil y sin problemas si la mujer permanece relajada, y el examen solo durará cinco minutos. Se puede proporcionar una tela drapeada para cubrir las caderas y los muslos.

Estas son algunas cosas que puedes esperar durante un examen pélvico:

  1. El médico examinará la vulva (genitales externos) para verificar signos de irritación, infección o llagas.
  2. El médico insertará un espéculo lubricado en la vagina. Un espéculo es un dispositivo delgado de metal que por su forma se parece a un pico de pato. El espéculo cerrado se inserta en la vagina y luego se abre lentamente para separar las paredes vaginales. Esto proporciona al ginecólogo una vista de la pared vaginal y el cuello uterino. Si tus músculos están relajados, el espéculo solo debe causar una pequeña cantidad de presión. Leve incomodidad es común, pero avisa a tu ginecólogo si estás experimentando un dolor considerable.
  3. El médico pasará el moco cervical con un hisopo de algodón para recoger una muestra de células cervicales. Este procedimiento se llama citología. Las pruebas de Papanicolaou se utilizan para detectar la presencia de anomalías que pueden ser causadas por cáncer de cuello uterino, infecciones vaginales o ITS.
  4. El médico examinará manualmente los órganos reproductivos. Usando guantes de látex, el médico insertará uno o dos dedos lubricados en la vagina y presionará la parte inferior del abdomen con la otra mano para sentir físicamente los órganos reproductivos internos de la mujer. Este procedimiento verifica el tamaño, la forma y la posición del útero, factores que pueden afectar la fertilidad y sugerir el tipo de anticoncepción adecuado. También verifica si hay hinchazón o sensibilidad en la vagina y los órganos reproductivos. Estos pueden ser signos de infección, embarazo o quistes. Al igual que con otros componentes del examen pélvico, este procedimiento debe ser rápido y causar solo una leve presión o incomodidad. Si experimentas dolor en cualquier momento del examen, asegúrate de avisar a tu ginecólogo.
  5. Tu ginecólogo también puede insertar un dedo enguantado en el recto para detectar anomalías detrás del útero, la pared vaginal o el recto.

Después de que el ginecólogo haya completado el examen físico, habrá una última oportunidad para analizar con tu médico cualquier otra pregunta o inquietud adicional que puedas tener. Tu ginecólogo es una fuente de información honesta y fiable, así que no te avergüences de preguntar sobre cualquier tema relacionado con tu salud sexual. Los médicos deben cumplir estrictos acuerdos de confidencialidad, por lo que cualquier información que compartes se mantendrá privada. Las visitas regulares al ginecólogo son vitales para garantizar y mantener una salud sexual óptima.

Revisión Ginecológica
5 (100%) 2 valoraciones